Como reparar el sistema operativo windows 8 sin formatear

Reiniciar windows 8.1 sin medios de instalación

Si tiene problemas para iniciar (arrancar) su PC, consulte Configuración de inicio de Windows (incluido el modo seguro), y vaya a la sección «Cómo llegar a la configuración de inicio de Windows en el entorno de recuperación de Windows». Puedes actualizar, restablecer o restaurar tu PC desde el Entorno de recuperación de Windows.

En la mayoría de los casos, una vez que empieces a actualizar o restablecer tu PC, terminará por sí solo. Sin embargo, si Windows necesita los archivos que faltan, se le pedirá que inserte un medio de recuperación, que suele estar en un disco DVD o en una unidad de memoria USB. Si esto ocurre, lo que necesitarás depende de tu PC.

Si tu PC venía con Windows 8.1 o Windows RT 8.1, necesitarás los discos o la unidad de memoria USB que venían con tu PC. Comprueba la información que acompaña a tu ordenador para ver si el fabricante del mismo te ha proporcionado estos discos o soportes. En algunos casos, es posible que los haya creado cuando configuró su PC por primera vez.

Si no tienes ninguno de los dos, puedes crearlos si tienes una unidad USB de 16 GB o más. Disponer de una unidad de recuperación puede ayudarte a solucionar los problemas de tu PC, incluso si no se inicia. Para obtener más información, consulta Crear una unidad de recuperación USB.

Reparación del inicio de Windows 8

Una instalación limpia de Windows 8 implica eliminar el sistema operativo existente instalado en una partición (una instalación anterior de Windows 8, Windows XP, Windows 10, Linux, Windows 7… no importa) y luego instalar Windows desde cero en esa misma unidad. Una instalación limpia también se conoce a veces como una «instalación personalizada».

En otras palabras, una instalación limpia es el proceso de borrar lo que hay e instalar una nueva copia de Windows 8, y suele ser el mejor método para instalar o reinstalar Windows. Siempre sugerimos una instalación limpia en lugar de actualizar, por ejemplo, desde una versión anterior de Windows como Windows 7. Revise nuestras preguntas frecuentes sobre la instalación de Windows si tiene dudas al respecto.

El siguiente tutorial contiene más de 30 pasos y le guiará a través de cada detalle del proceso de instalación limpia de Windows 8 o Windows 8.1. Es casi idéntico para ambas versiones, pero hemos señalado las diferencias cuando corresponde.

Esto significa que todo el sistema operativo que está ahí ahora, sea lo que sea, desaparecerá, al igual que todos los programas que has instalado, y sí, lo más importante, todos tus preciosos datos que has guardado en esa unidad.

Reinstalar windows 10 sin perder datos

Selecciona «General», luego desplázate hacia abajo hasta que veas «Eliminar todo y reinstalar Windows». Haz clic en «Comenzar» y luego selecciona «Siguiente». Selecciona «Limpiar completamente la unidad». Esta opción limpia el disco duro y reinstala Windows 8 como si fuera nuevo. Haga clic en «Reiniciar» para confirmar que desea reinstalar Windows 8.

Reiniciar sin medios de instalación Arranque el sistema y vaya a Equipo > C: , donde C: es la unidad en la que está instalado su Windows. Cree una nueva carpeta. Inserte el medio de instalación de Windows 8/8.1 y vaya a la carpeta Origen. Copie el archivo install.wim. Pegue el archivo install.wim en la carpeta de Win8.

¿Cómo puedo reinstalar Windows sin un disco? Vaya a «Inicio» > «Configuración» > «Actualización y seguridad» > «Recuperación». En la opción «Restablecer este PC», pulse «Empezar». Elija «Eliminar todo» y luego elija «Eliminar archivos y limpiar la unidad». Por último, haga clic en «Restablecer» para comenzar a reinstalar Windows 10.

Instalación limpia de Windows 8.1. Encienda su PC para que Windows se inicie normalmente, inserte el DVD o la unidad flash USB de Windows 8.1 y luego apague su PC. Reinicie su PC. Configure el idioma junto con otras preferencias y haga clic en [Siguiente]. Haga clic en [Instalar ahora] para iniciar el proceso.

Instalar windows sin formatear

Antes, si tenía un problema grave con su sistema operativo (SO) Windows, reinstalarlo requería conocimientos especializados; sin embargo, con Windows 8 Microsoft ha facilitado mucho el proceso. Ya no tiene que llamar a un profesional y gastar una cantidad excesiva de dinero en facturas de reparación; y con un poco de conocimientos, puede reinstalar completamente el sistema operativo usted mismo.

Históricamente, la reinstalación del sistema operativo Windows era un proceso complejo y largo que resultaba prácticamente imposible para un principiante. Implicaba instalar el nuevo sistema operativo mediante un disco y, a continuación, activarlo con una clave de producto que sólo estaba disponible por correo directo o por teléfono. Windows 8 no tiene este problema, ya que contiene aplicaciones de reinstalación incorporadas, diseñadas pensando en la simplicidad.

Windows 8 tiene dos opciones de reinstalación diferentes: actualizar y restablecer. Cada una de estas opciones se adapta a dos escenarios diferentes. La opción que elijas debe depender de la gravedad de la situación. Pero para evaluar la gravedad, primero debe encontrar la raíz del problema.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad