Guía completa: Cómo reparar una puerta placa de madera en pocos pasos





Cómo reparar una puerta placa de madera

Introducción

La puerta placa de madera es un elemento común en muchos hogares. Se compone de una estructura de madera con un material de relleno. A lo largo del tiempo, las puertas pueden sufrir daños por el uso constante, golpes o por la exposición al sol y la humedad. En este artículo, te explicaremos cómo reparar una puerta placa de madera y dejarla como nueva.

Herramientas necesarias:

  • Taladro
  • Tornillos
  • Sierra
  • Cincel
  • Lana de acero
  • Lija fina
  • Pintura o barniz

Reparando agujeros y grietas en la puerta

Las puertas placa de madera pueden agrietarse o tener agujeros causados por el uso. Para repararlos, sigue estos fáciles pasos:

  1. Corta un pedazo de madera con una sierra, del tamaño aproximado del agujero o de la grieta a reparar.
  2. Introduce la madera cortada en el agujero o en la grieta y asegúrate de dejarla al ras de la superficie de la puerta.
  3. Con el cincel, retira el exceso de madera para que la superficie de la puerta quede lisa.
  4. Aplica lana de acero para retirar los restos de madera y lija la superficie con una lija fina.
  5. Por último, cubre la reparación con pintura o barniz de acuerdo al color y tipo de la puerta.

Reparar las bisagras de la puerta

Las bisagras de una puerta pueden perder su capacidad de soportar el peso de la puerta, lo que puede hacer que ésta se cuelgue, se raye el suelo o incluso que deje de cerrar correctamente. Para reparar las bisagras, sigue estos sencillos pasos:

  1. Quita la puerta de las bisagras usando un taladro para retirar los tornillos que la sujetan a la puerta.
  2. Retira los tornillos de las bisagras de la moldura y ajústalas si es necesario.
  3. Si no es posible ajustar las bisagras, reemplaza los tornillos viejos por nuevos y más largos.
  4. Vuelve a colocar la puerta en las bisagras y ajústala si es necesario.

Tabla de datos

Pieza a reparar Herramientas necesarias
Agujeros y grietas Cincel, sierra, lana de acero, lija fina, pintura o barniz
Bisagras Taladro, tornillos

Conclusion

Reparar una puerta placa de madera puede ser una tarea sencilla si sigues estos pasos detallados. Y lo mejor de todo es que no tendrás que reemplazar la puerta, ahorrándote tiempo y dinero. Asegúrate de siempre utilizar las herramientas adecuadas y seguir las instrucciones para evitar dañar más la estructura de la puerta.


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad