La guía definitiva para reparar lentes de contacto rotos en casa: ¡Ahorra dinero y tiempo!







Cómo reparar lentes de contacto rotos

Introducción

Los lentes de contacto son una alternativa bastante popular para aquellas personas que no desean usar gafas. Si bien son cómodos y prácticos, a veces pueden romperse o deteriorarse, lo que puede resultar en problemas para el usuario.

En este artículo, te enseñaremos cómo reparar lentes de contacto rotos de manera efectiva, para que puedas prolongar su vida útil y ahorrar dinero en el proceso.

¿Por qué se rompen los lentes de contacto?

Los lentes de contacto están hechos de materiales resistentes, pero no son indestructibles. Pueden romperse o deteriorarse por varias razones, entre las que se incluyen:

  • Manipulación brusca
  • Almacenamiento incorrecto
  • Uso prolongado

Pasos para reparar lentes de contacto rotos

A continuación, te mostramos los pasos necesarios para reparar lentes de contacto rotos:

1. Determine la ubicación del corte o rasgado

Lo primero que debes hacer es identificar la ubicación del daño en tus lentes de contacto. Si tiene un corte o rasgado pequeño, es posible que puedas repararlo fácilmente en casa. Si el daño es grande, es probable que necesites reemplazar el lente por completo.

2. Limpie y desinfecte los lentes de contacto

Antes de empezar a reparar los lentes de contacto, es importantísimo que te asegures de que estén limpios y desinfectados. Lávalos con la solución recomendada por tu oftalmólogo y, luego, sécalos con toallas de papel o un paño limpio.

3. Cubra la zona dañada con una película de pegamento

Una vez que tus lentes de contacto estén secos, aplica una pequeña cantidad de pegamento en la zona dañada. Trata de cubrir toda la zona con una película de pegamento fina y uniforme. Espera a que el pegamento se seque por completo.

4. Pulir el área con una lija fina

Una vez que el pegamento esté seco, utiliza una lija fina para pulir el área afectada. Limpia los lentes de contacto nuevamente para eliminar los restos de pegamento y la suciedad.

5. Verifique que el lente quede nuevamente en funcionamiento

Después de que hayas seguido los pasos anteriores, coloca los lentes de contacto en tu ojo y evalúa su rendimiento. Si los lentes de contacto reparados evitan que puedas ver claramente, deberás acudir a un profesional para que te los repare correctamente o, incluso, para que los reemplace por completo si el daño es muy grande.

Conclusión

Reparar lentes de contacto rotos no es un proceso complicado, siempre y cuando lo hagas con cuidado y siguiendo los pasos mencionados anteriormente. Sin embargo, también debes tener en cuenta que, en algunos casos, el daño puede ser demasiado grande como para repararlo en casa, en esos casos es necesario acudir a profesionales.

Siempre es mejor evitar que un daño ocurra en primer lugar, así que asegúrate de manipular con cuidado tus lentes de contacto y almacenarlos en un lugar seguro y apropiado.

Tipos de lentes de contacto según su duración Duración
Diarios Un solo uso, se reemplazan diariamente.
Quincenales Se reemplazan cada dos semanas.
Mensuales Se reemplazan cada mes.
Flexibles Pueden ser usados durante períodos de tiempo más largos, pero deben ser retirados y limpiados cada día.


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad