Como reparar zapatos de cuero

En el artículo te traemos como arreglar zapatos de cuero con fáciles trucos, vamos a hacer que tus zapatos relumbren como el primero de los días prácticamente. Los zapatos están expuestos a condiciones climatológicas y a terrenos que pueden dañar su apariencia, de ahí que, para preservar al límite la presencia de esta prenda es esencial que conozcas ciertos trucos que lograrán prolongar su vida.

zapatos muy rotos
No queremos llegar a este punto

Para poder reparar los zapatos de cuero lo primero es limpiarlos de manera profunda con agua y jabón para quitar la suciedad, el polvo y cualquier elemento extraño que se haya quedado empapado en el zapato.

Una vez lo tengas limpio, deberás examinar detenidamente la ruptura del zapato de cuero para determinar si es profundo o bien superficial. Un corte profundo requiere el empleo de una base de lona a lo largo de la aplicación. Si la rotura es tan ancha como el dedo índice, probablemente una base de lona sea necesaria; si aparece más como una fisura, la base no va a ser precisa.

Ahora rellena el zapato de cuero con papel de periódico o bien calcetines viejos para sostenerlo recio a lo largo de la reparación. Ahora, corta la lona base en un tamaño tenuemente mayor que la zona dañada; pone cuidadosamente la lona base bajo la lágrima utilizando pinzas. Si el desgarro es poco profundo, puedes llegar a omitir este paso.

Últimos pasos para dejar el zapato brillante

Cuando veas que el zapato presenta un mejor aspecto es el instante de darle un buen acabado. Para esto, deberás pulimentar el zapato entero con reparar zapatos rotosbetún neutro para crear un brillo uniforme; no los emplees a lo largo de las veinticuatro horas siguientes para lograr que el material se repare y presente un mejor aspecto.

Para poder reparar el cuero dañado deberás hacer empleo de una crema para cuero y aplicarla en la zona de la ruptura. Frota de manera cuidadosa para procurar quitar el daño hecho en el material y deja que la crema seque. Para apresurar el proceso, utiliza un secador para el cabello en calor bajo.

Ten presente que es conveniente que los objetos elaborados con cuero no se expongan jamás de forma directa al sol pues se resecan y pueden estropearse de nuevo; lo idóneo es sostenerlos guardados en una zona seca y también interior que resguardarán el material de las condiciones metereológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *