Cómo reparar madera en distintos casos

En este pequeño tutorial de como arreglar una madera, nos valdremos con algún producto concretamente para arreglar nuestra madera o bien sencillamente con ciertas recetas artesanales, para reparar todos estos incidentes. Para los inconvenientes más frecuentes –arañazos, astillamientos o bien agujeros– existen muchas soluciones comerciales. Las máculas de grasa o bien de agua son algo más difíciles de solventar, si bien jamás es tarde si prosigues estos consejos. Mas, ojo, si tu mueble es verdaderamente valioso, ya antes de hacer nada consulta con un profesional. Evitarás males mayores.

como reparar madera

Raspones y rasguños superficiales. Es prácticamente imposible conservar un mueble de madera de raspones y roces. Por suerte, los pequeños desperfectos no son difíciles de arreglar o bien disimular.

Si el raspón está más marcado utiliza cera para retoques. Está asimismo indicada para muebles a los que se les haya levantado un tanto la chapa. La aplicación es muy simple: la cera se presenta en bastoncillos que vamos a deber frotar sobre el rasguño. Lo más conveniente es seleccionar alguno del color más similar, para disimular el arañazo.

Si son muy superficiales, lo mejor es echar mano de los rotuladores retocadores, que, como su nombre señala, “pintan” el rasguño y lo hacen prácticamente inapreciable. Es uno de los sistemas más simples, siempre que el roce no sea profundo.
Cercos de agua y quemaduras de cigarrillos. Acostumbra a ser difícil igualar el cerco que ha dejado en la madera la marca de un vaso húmedo. Lo mismo se puede decir de las quemaduras negras de los cigarros.

Fisuras y orificios. La pasta o bien la masilla para madera sirve para rellenar y disimular astillamientos y melladuras de mayor extensión. Asimismo se puede emplear para tapar pequeñas fisuras y orificios de clavos o bien tornillos. Se trata de una pasta flexible que, al secarse, endurece. Acostumbra a presentarse en tarrinas o bien en cilindros y la hay en una enorme pluralidad de colores, tantos como acabados de los muebles. Dada la oferta de masillas comerciales, es realmente difícil no localizar el color que precisemos. Solo hay que rellenar la grieta o bien el hueco de forma desprendida, con la ayuda de una espátula o bien asimismo con los dedos, puesto que cuando haya secado va a ser preciso limar y, por lo tanto, menguará un tanto. Se puede pintar o bien encerar sobre la zona restaurada y queda perfecta.

La única solución en un caso así es limar con pule finísima (y de manera cuidadosa) sobre la superficie para suprimir dentro de lo posible la imperfección. Ahora, se limpia bien de polvo y se aplica el acabado original que tenía el mueble, con barniz, aceite, tinte, etcétera para igualar el tono del general.

Máculas de grasa. Si son recientes, retíralas con un papel absorbente de cocina y espolvorea polvos de taco sobre ellas a fin de que absorban todo el aceite que todavía no se haya filtrado. Asimismo puedes usar un limpiador concreto para superficies de madera. Por otro lado, los blanqueadores comerciales disimulan las máculas, mas como contraparte aclaran el tono de la madera, con lo que después se aplicarlos va a ser preciso dar un acabado afín al que tenía el mueble.plancha para reparar madera

Ligeras abolladuras. Prueba a arreglarlo con una plancha de la ropa, resguardando la superficie del mueble con un paño doblado. Ponlo sobre la zona y encima la plancha a una temperatura suavisima (cuidado en este punto que la podemos liar). Manténlo de esta manera unos segundos, repitiendo múltiples veces mas eludiendo que se caliente en demasía, hasta el momento en que las fibras de la madera vuelvan a levantarse.

Esperemos que te haya resultado de ayuda, si tienes cualquier pregunta puedes dejar un comentario y te contestaremos a la mayor brevedad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *