Repara las teclas de tu teclado en solo minutos ¡Conoce los trucos!




Cómo reparar las teclas de un teclado

Introducción

El teclado es uno de los componentes más importantes de cualquier ordenador ya que es la herramienta clave para la introducción de texto y comandos. A lo largo del tiempo, alguno de los caracteres de nuestro teclado pueden sufrir alteraciones, afectando negativamente la experiencia de uso. En este artículo vamos a explicar cómo reparar las teclas de un teclado.

Reparación de teclas sueltas

Si las teclas del teclado se sueltan fácilmente, la causa puede ser una lengüeta de plástico debilitada que no conecta correctamente con la cubierta del cambio de tecla. Para arreglar esto necesitaremos un poco de pegamento y una pequeña pieza de plástico.

  1. Retirar la tecla que presenta el problema con cuidado. Es importante no dañar las lengüetas de plástico que hay debajo de la tecla. Una vez retirada, limpiar los restos de polvo y suciedad que puedan haberse acumulado.
  2. Colocar una pequeña gota de pegamento en la lengüeta de plástico debilitada o en cualquier parte del teclado que haya sido dañada.
  3. Colocar la pequeña pieza de plástico sobre la gota de pegamento. Asegurarse de que está correctamente alineada con la tecla y con la lengüeta de plástico que se ha debilitado.
  4. Mantener la tecla presionada durante unos minutos hasta que el pegamento se seque por completo.
  5. Volver a colocar la tecla en el teclado.

Reparación de teclas pegajosas

Si las teclas del teclado se sienten pegajosas o demasiado suaves, la causa puede ser un atasco debajo de la tecla. En este caso, para arreglar esto, necesitaremos un par de herramientas y un poco de aire comprimido.

  1. Desconectar el teclado del ordenador y darle la vuelta. Comenzar a soltar los clips que sujetan el marco a la placa de circuito. Los cambios de teclado suelen estar pegados con adhesivo, por lo que probablemente habrá que hacer palanca con un destornillador.
  2. Colocar las teclas en un recipiente o en una bolsa de plástico para que no se pierdan.
  3. Limpiar el interior del teclado con aire comprimido o un paño seco. Asegurarse de que elimina todo el polvo y la suciedad que puedan haberse acumulado.
  4. Reconstruir el teclado: asegurarse de reemplazar todas las teclas y colocar el marco en su lugar. Asegurarse de que los clips estén correctamente colocados y que no haya teclas que sobresalgan de más.

Tabla de solución de problemas del teclado

Problema Posible solución
Las teclas quedan bloqueadas Limpiar las teclas con aire comprimido o con un paño suave. Si no funciona, sustituir la tecla por otra.
Las teclas no funcionan después de haber limpiado el teclado Conectar el teclado a otro ordenador para ver si es un problema de compatibilidad. Si no, sustituir el teclado por uno nuevo.
Las teclas no funcionan cuando se presionan simultáneamente Comprobar la configuración del teclado en el sistema operativo. En ocasiones no se permite la pulsación simultánea de ciertas combinaciones de teclas. También puede ser un problema en el hardware del teclado.

Conclusión

Reparar las teclas de un teclado no es una tarea difícil si seguimos los pasos indicados en este artículo. Si nos encontramos con teclas que no funcionan o que están pegajosas, podemos fácilmente solucionar este problema en casa sin necesidad de comprar un teclado nuevo.


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad