Descubre cómo reparar fácilmente las fugas de agua en tu piscina y disfruta del verano sin preocupaciones





Cómo reparar fugas de agua en piscinas





Cómo reparar fugas de agua en piscinas

Si eres propietario de una piscina y detectas que pierde agua, no te alarmes, no siempre significa que hay una fuga. Primero debes verificar que no sea una evaporación normal o una pérdida por salpicaduras.

Cómo detectar fugas

Si has descartado que la pérdida de agua no se deba a causas naturales, entonces es hora de buscar una fuga. A continuación te explicamos cómo identificar el problema:

  • Verifica que el nivel de agua baje cuando la piscina no se está usando.
  • Marca el nivel de agua con cinta o un objeto visible.
  • Espera 24 horas y verifica si ha bajado por debajo del marcaje. Si es así, hay una fuga.
  • También puedes realizar una prueba de la bolsa de plástico. Llena una bolsa con agua y colócala en una de las escaleras. Si al día siguiente el nivel ha descendido más en la piscina que en la bolsa, es probable que haya una fuga.

Cómo reparar fugas

Una vez detectada la fuga, es importante repararla cuanto antes para evitar daños mayores en la estructura de la piscina. A continuación te damos algunas opciones:

Tapón de goma

Este método es eficaz para pequeñas fugas. Se trata de colocar un tapón de goma en la ubicación de la fuga. Para encontrar el sitio exacto, utiliza agua con colorante y espera a que se filtre a través del agujero. Luego aplica el tapón de goma y presiona fuerte para sellar.

Moldeado de epoxi

Este método es más efectivo para fugas más grandes. Consiste en aplicar una capa de epoxi moldeable en el área afectada. Deja secar según las instrucciones del producto y luego lija para obtener una superficie uniforme.

Kit de reparación

Si la fuga es grande o necesitas más herramientas, puedes utilizar un kit de reparación. Estos kits generalmente contienen pasta epoxi, tela de fibra de vidrio, herramientas de lijado y otras piezas que te ayudarán a reparar el daño. Sigue las instrucciones del kit detalladamente.

Cómo prevenir futuras fugas

Para evitar que tu piscina tenga fugas en el futuro, te recomendamos:

  • Mantener los niveles adecuados de agua y químicos según las indicaciones del fabricante.
  • Realizar un mantenimiento regular de la piscina para detectar problemas antes de que se conviertan en fugas.
  • Tener en cuenta la calidad del material de la piscina y contratar profesionales para la instalación y reparación.

Tabla de datos: comparativa de métodos de reparación

Método Dificultad Eficacia Costo
Tapón de goma Fácil Baja Bajo
Moldeado de epoxi Medio Media Medio
Kit de reparación Difícil Alta Alto

Con estos consejos podrás detectar y reparar fugas en tu piscina. Recuerda siempre mantener un mantenimiento regular y contratar a profesionales para las reparaciones.


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad