Descubre cómo reparar fácilmente un grifo termostático de ducha y olvídate de los problemas en el baño





Reparación de grifo termostático para ducha


Introducción

Si alguna vez has tenido problemas con la temperatura del agua mientras te duchabas, es posible que tengas un problema con el grifo termostático de tu ducha. En este artículo, te mostraremos cómo puedes reparar este tipo de grifos por ti mismo, en lugar de tener que llamar a un fontanero.

Paso 1: Adquirir las herramientas necesarias

Para reparar un grifo termostático, necesitarás las siguientes herramientas:

  • Llaves allen
  • Llave fija
  • Llave inglesa
  • Destornillador de cabeza plana
  • Destornillador de cabeza Philips
  • Pasta de fontanero
  • Lubricante para grifos

Paso 2: Identificar el problema

Antes de empezar a desmontar el grifo termostático, necesitas identificar el problema. Los problemas que suelen presentarse con los grifos termostáticos incluyen la falta de agua caliente, la falta de agua fría, la temperatura del agua fluctuante o el mal funcionamiento del control de caudal.

Si el problema es que no hay suficiente agua caliente, probablemente haya un problema con la válvula de mezcla. Si el problema es que no hay suficiente agua fría, el problema podría ser un cartucho de mezcla o una válvula de cierre. Si la temperatura del agua fluctúa inesperadamente, el problema podría ser un cartucho de mezcla que se atasca.

Paso 3: Desmontar el grifo termostático

Antes de desmontar el grifo termostático, asegúrate de cortar el suministro de agua al baño. Una vez hecho esto, sigue los siguientes pasos:

  1. Retira el botón del control de temperatura
  2. Retira la cubierta protectora
  3. Retira el control de temperatura y la manija
  4. Desmonta el cuerpo del grifo

Paso 4: Reparar el problema

Una vez que hayas identificado el problema y desmontado el grifo termostático, es hora de reparar el problema. La mayoría de los problemas se solucionan simplemente reemplazando el cartucho de mezcla o ajustando la válvula de mezcla. En cualquier caso, asegúrate de seguir cuidadosamente las instrucciones del fabricante para solucionar el problema.

Paso 5: Volver a montar el grifo termostático

Una vez que hayas solucionado el problema, es hora de volver a montar el grifo termostático. Sigue los pasos que has seguido para desmontar el grifo termostático, pero en orden inverso. Asegúrate de aplicar pasta de fontanero en las roscas antes de volver a montar cualquier pieza del grifo para evitar fugas.

Conclusiones

Reparar un grifo termostático de ducha puede parecer intimidante, pero es una tarea que la mayoría de los propietarios pueden realizar por sí mismos en lugar de tener que contratar a un fontanero. Si sigues estos pasos, deberías poder solucionar el problema sin problemas. Si tienes alguna duda o no estás seguro de cómo solucionar el problema, siempre puedes llamar a un fontanero profesional.

Herramientas necesarias
Herramienta Cantidad
Llaves allen 1
Llave fija 1
Llave inglesa 1
Destornillador de cabeza plana 1
Destornillador de cabeza Philips 1
Pasta de fontanero 1 tubo
Lubricante para grifos 1 tubo


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad